Este nuevo espacio de la capital chiapaneca, Tuxtla Gutiérrez, ubicado en la intersección de la carretera a Chiapa de Corzo y el libramiento sur oriente, se encuentra en un área de 34 metros cuadrados con un sistema de fuentes y un lago artificial. Es un sitio turístico para convivir en la familia en conjunto con la naturaleza, sin duda un lugar familiar en donde se respira libertad. Por las noches cuenta con luces que son una gran atracción visual.

Te recomendamos:  San Francisco de Campeche, ciudad fortificada llena de magia, tradición y sabor