El Arco del Tiempo es un sitio que se ha colocado rápidamente como uno de los iconos naturales de Chiapas, el Arco del Tiempo es la unión de las enormes paredes del Cañón del río La Venta, y ha sido propuesto como patrimonio natural de la humanidad, gracias a que es una de las caprichosas formaciones geológicas que encontramos en este impresionante escenario natural.

El Arco del Tiempo es un arco natural de piedra de 180 metros de altura, uno de los más grandes del mundo en su género ubicado en el cañón del río La Venta de Cintalapa, en el estado de Chiapas.

El cañón es una barranca de 80 kilómetros de largo con paredes de hasta 400 metros de altura y angosturas en ocasiones de tan sólo diez metros. En él se pueden encontrar cuevas y cascadas en sus paredes y miradores, además del impresionante Arco del Tiempo.

Se puede llegar a tan solo 3 horas de camino partiendo de Tuxtla Gutiérrez hasta llegar al ejido de Lázaro Cárdenas, en el Municipio de Cintalapa, lugar en el que se dejan los vehículos y posteriormente se inicia una caminata guiada por los lugareños, hasta el descenso de uno de los costados del cañón.

Una vez llegando a cualquiera de los puntos de descenso, podemos encontrar una zona de formaciones geológicas con más de 87 mil años de antigüedad, con formaciones kársticas predominantes, debido a la disolución de la piedra caliza.

Parte del río La Venta es bordeado por altos acantilados, formando un cañón con paredes de piedra caliza que alcanzan alturas en algunos puntos de poco más de 400 metros.

Este cañón tiene una longitud de 84 km y muchas cuevas naturales se han formado en sus paredes. Todo el conjunto es un sistema kárstico, lo que, sumado a factores tectónicos, ha originado que las depresiones pueden ser físicamente observadas como: abismos, grietas, colinas y cuevas.

Una vez llegando al Arco del Tiempo, podemos deleitar la vista con una formación rocosa que mide poco más 170 metros de altura aproximadamente y 255 metros de largo con 35 metros de ancho.

Es denominado el arco natural más alto del mundo y tiene más de 80 mil años de antigüedad. Esta formación geomorfológica, se une a otras varias bellezas escénicas del paisaje, como las Cascadas de La Conchuda y El Aguacero, río arriba. Tal es el caso de la cueva de La Venta del Río, que es considerado como el segundo más grande del Estado de Chiapas.

Una vez que te encuentres parado al frente de la entrada del Arco del Tiempo, notarás una sensación de ser minimizado ante la comparativa natural de su enorme cavidad, que junto con su ambiente y lo frío de sus aguas, te hacen lograr una especie de regresión en el tiempo, en el que coexistían cinco especies humanas como el Homo sapiens, neandertales, Homo erectus, denisovanos y Homo floresiensis, según estudios paleontológicos a inicios de la era Cenozoica.

Esta experiencia maravillosa, inicia con una caminata de aproximadamente 1 hora y media, por senderos envueltos en una exuberante vegetación de selva cálido húmeda y un calor envolvente, pese a caminar bajo el cobijo de las plantas.

Para llegar a este majestuoso lugar, tienes dos opciones, una a través del río, caminando y acampando por lo menos 3 días, o caminando hasta la cascada del arco, que se encuentra a las faldas de la oquedad en la montaña, por la que, a través del rappel, logras descender cayendo al río de agua fría color verde turquesa.

En una visita detallada al lugar de entre 4 y 8 días, podemos encontrar, que las cuevas del río la venta albergan mucha evidencia de ocupación prehispánica por lo que además de su valor ecológico esta zona tiene también un peso cultural e histórico importante.

En la zona hay cabañas donde hospedarse y los guías ofrecen un paseo inolvidable a través de los senderos, ya sea a pie o a caballo.

Puedes practicar actividades como kayak, nadar a través de los ríos o simplemente disfrutar de la naturaleza.

¡Te invitamos a vivir la experiencia, Prime Plano Magazine!