Desde tiempos prehispánicos, una técnica característica de la cultura de “Los Chiapa”, del pueblo mágico hoy conocido como Chiapa de Corzo, la técnica del “Maque” o laca mexicana.

Esta técnica ha sido constatada como conocida y desarrollada por los antiguos mexicanos en los vestigios recuperados en las excavaciones arqueológicas de la cueva de La Garrafa en Chiapas, dándose por terminadas las discusiones que desde los años cincuenta, del siglo XX, intelectuales mexicanos como el Dr. Alt y Guadalupe Zuno, mantenían sobre el posible origen oriental de las lacas mexicanas.

En la Historia general de Guatemala, de Francisco Ximénez, se menciona la existencia de vasos o contenedores fabricados a partir de calabazas y jícaras, las cuales eran pintadas con colores propios de la zona sureste de Mesoamérica.

El Museo de la Laca, fue creado en 1952 por el Instituto Nacional Indigenista (INI), en él, se dan a conocer piezas de esta artesanía ancestral y busca fomentar la producción de obras de estilo antiguo para conservar las formas tradicionales del arte, así como propiciar la innovación en su elaboración entre las nuevas generaciones de artesanos.

El museo exhibe una colección de piezas de laca, algunas muy antiguas que datan de 1921, originarias de Chiapas, Michoacán y Guerrero.

Desde su inicio el museo ha sido promotor, difusor de las artes y la cultura del estado, por lo que se constituye como instrumento de preservación de las actividades que dan vida e identidad al estado y permite rescatar y consolidar, la participación de los artesanos.

Cuando visitas este sitio, puedes encontrar el contacto con la cultura de los ancestrales Chiapanecas, que materializaban su entorno, a través de esas piezas de tono negro, embellecidas con diversos colores brillantes, que forman flores, plantas, animales y figuras características.

Estas piezas que en un principio ya decoradas eran parte de utensilios como vasos, platos, jarras, toles -Lagenaria siceraria, de nombre común mate, calabaza de peregrino, es una planta trepadora de la familia de las cucurbitáceas, cuyo fruto (comestible cuando tierno) se cultiva principalmente para ser utilizado seco como recipiente-, hoy en día se han transformado en todo tipo de artículos de color negro o blanco, que gusten de ser adornados.

En este espacio, se imparten clases de pintura de laca, talla en madera para la elaboración de máscaras y el taller de marimba, se ubica en la Av. Mexicanidad Chiapaneca 10, colonia centro, en Chiapa De Corzo, Chiapas.