Alberto López Gómez

Hablar del arte del tejido y el bordado, es tocar parte del mosaico cultural que el estado de Chiapas ofrece, aunado a su gastronomía, su música, entre otras manifestaciones.

Cabe mencionar que desde tiempos ancestrales, han existido este tipo de prácticas como lo demuestran estudios antropológicos, donde las tejedoras mayas, del periodo preclásico, solían usar materiales de origen vegetal, hasta extender sus técnicas mediante el telar de cintura, tal y como sucede en la actualidad en diferentes culturas de Chiapas.

Según cuenta la historia, han sido los telares muy comunes en los diversos imperios mexicanos, siendo ésta, una de las artes poco comunes que aprendían todos pese a que carecían de materiales primarios como lana, seda común, lino y cáñamo, principales materias primas que se emplean en la actualidad.

Específicamente hablando del sistema de bordado chiapaneco, podemos encontrar que es una tradición que se ha transmitido de generaciones en generaciones a lo largo de su historia.

Es muy común, poder observar en algunas de las comunidades étnicas de Chiapas, que desde muy temprana edad, las mujeres artesanas enseñan a sus hijas sus técnicas de hilado y bordado, empleando una mezcla de distintos colores que les permiten realizar una verdadera ilustración de su pluralidad cultura dejando al descubierto una notable destreza para ello.

Esta actividad, hasta hace poco específica para el sexo femenino, tomó un vuelco muy particular, dejando entre ver a personajes del arte del tejido y el bordado, como es el caso de Alberto López Gómez, quien es un verdadero tejedor y diseñador de sueños, en Chiapas.

Él, es originario del paraje Juxtón, del municipio de Aldama, en el el estado de Chiapas, y representa a poco más de 80 mujeres tejedoras artesanas de su municipio, con un proyecto que lleva materializando sus sueños como diseñador indígena, que lleva ya 5 años, en materiales a base de lana de borrego y algodones.

Alberto López, relató en entrevista, que su vida no ha sido fácil, al elegir una actividad que preponderantemente está enfocada a las mujeres, pero cuyo gusto ha sido desde que tenía uso de razón, siendo víctima de críticas y discriminaciones, en un ambiente en el que los usos y costumbres son muy arraigados.

Asegura que desde muy temprana edad, supo reconocer que el campo no era lo suyo, por lo que con el apoyo de su familia, inició con este aprendizaje del bordado y el tejido en la técnica de telar de cintura actividad que despertó en él el sueño de mostrar al mundo el resultado del trabajo de las mujeres de Juxtón, Aldama.

En su experiencia, el mercado mexicano no sabe reconocer el verdadero valor de las creaciones de todos sus compatriotas artesanos, lo que lo ha llevado a ofertar sus productos a clientes y visitantes de Francia, Alemania, Canadá, Estados Unidos, entro otros países, quienes lo han invitado incluso, a exponer su arte en galerías internacionales.

Muestra de ello es que en próximas fechas va a Nueva York al Fashion Week y posteriormente, permanecerá tres semanas en el museo textil de Alemania, como invitación de quienes han sido parte de la extensión mercante de sus creaciones.

A través de los talleres que él imparte, logra demostrar que ésta, no solamente es una actividad de mujeres puesto que no sólo ellas pueden bordar, lo que le ha llevado a poder apoyar y enseñan a los hijos de las mujeres con las que trabaja, siendo ya 7, los jóvenes que se dedican actualmente a esta actividad.

Primer Plano Magazine, te invita a visitar la ciudad de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, en la calle María Adelina Flores número 80, del Barrio de Guadalupe, de 9 de la mañana a 5 de la tarde para conocer el trabajo de Alberto López Gómez, el tejedor y diseñador de sueños, en Chiapas.

¡Vive la experiencia, Primer Plano Magazine!