Partimos del campamento Río Lacanjá y acampamos 7 noches en la selva en diferentes sitios conforme avanzamos hasta salir a la desembocadura del río Lacanjá sobre el río Lacantún donde nos recogió una unidad.

Acompañado de un maravilloso equipo de guías de Explora comandados por Ernesto López con pleno conocimiento de la zona y guías locales recorrimos la selva donde tuvimos la oportunidad de observar una de las regiones de mayor biodiversidad en México (la Selva Lacandona, ubicada al Este de Chiapas), identificada como una de las principales zonas prioritarias para la conservación.

La Selva Lacandona contiene un importante y complejo sistema hidrológico, que representa el 53% de la cuenca del Río Usumacinta. Este río en conjunto con el Grijalva, forman la región hidrológica de mayor extensión en México (11’550,700 ha) y el 7° más grande del mundo (Martínez, 1998), con un escurrimiento medio anual de 85 billones de m3, que representa el 30% de los recursos hidrológicos superficiales del país y el 56% de la energía hidroeléctrica generada a nivel nacional (Carrillo y Toledo, 1992).

Durante nuestro recorrido tuvimos la oportunidad de observar entre otras especies al zopilote rey, guacamayas en diferentes sitios, monos saraguatos, monos araña, tapir, orquídeas, así como maravillosos paisajes que alimentan el alma a través de los ojos.
Aún es posible salvar estos recursos invaluables para la humanidad.

No dejemos que la apatía y el desinterés nos roben este precioso tesoro.
Para mi ha sido uno de los mejores viajes de mi vida.